Disfuncion erectil al envejecer ¿Mito o bien realidad?

La sexualidad es desestimada en la vejez, es mal vista por la sociedad y se conoce poco sobre ella, esto conlleva dificultades con la erección.

Las disfunciones sexuales son temas muy complejos en la vida humana, tanto que aun muchas veces se decide no buscar una solucion y dejar que cada inconveniente se resuelva por si solo, esto puede atribuirse a varias razones: vergüenza, sexismo o inseguridad. La salud sexual es fundamental, tanto física como mentalmente, influye en nuestro bienestar y en la capacidad de intervenir en aspectos esenciales de nuestra vida tales como amar o bien trabajar. Aunque es verdad que la sexualidad es de los factores del comportamiento humano sobre lo que más se ignora, este desconocimiento es todavía más profundo cuando se trata de adultos mayores. En esta sociedad que envejece de manera continua, la sexualidad debería ser vista de forma afectiva y sentimental durante toda nuestra vida. los cambios de la vida sexual se deben en cierta medida, sin duda, a la llegada de la vejez, esto, entre otras cosas, puede significar la aparicion de disfunciones de erección.

Llegar a la vejez produce cambios en la anatomia de los órganos reproductores masculinos, ademas de modificaciones de las funciones de todas y cada una de las fases del ciclo sexual. Los principales cambios en el hombre son:

  • Erecciones más lentas y menos intensas
  • La erección se termina a mayor ritmo después de eyacular
  • El orgasmo es mucho más corto

Los cambios anatómicos, funcionales y fisiológicos de los órganos sexuales de los adultos mayores no implican intrínsecamente que deba cesar la actividad sexual, en cambio exigen una adaptación continua que deje llegar al encuentro sexual sin ansiedad. A pesar que es verdad que desde los treinta años la testosterona empieza a bajar en el organismo a un ritmo de uno con cinco por ciento anual, éste es uno de los factores que se puede tratar y sacar de la lista de causantes de los inconvenientes de erección en la vejez. El sexo y vida sexual son aspectos muy importantes para alcanzar la vejez de forma saludable.

La vejez y las dificultades con la erección

Numerosos estudios han probado que la reduccion de la vida sexual y la aparicion de inconvenientes de erección con la vejez se relacionan con cambios físicos debidos a la edad, con disponer de una pareja y la posibilidad de la pareja para tener relaciones sexuales, así como también la influencia de las esperanzas y actitudes que son impuestas socialmente y los factores sicológicos propios de cada anciano.

El hecho de la vergüenza o desconocimiento, lleva por lo general a los adultos mayores a no acudir a especialistas. En mayor medida, los problemas de erección en la vejez ocurren por factores tales como trastornos vasculares, alteraciones en el sistema arterial, síndrome de insuficiencia venosa, etc.

En los problemas de erección también intervienen la medicación y malos hábitos del adulto mayor, esto sumado a cualquier trastorno metabólico o endrocrino, diabetes (que genera no solo inconvenientes de erección sino decremento de la libido), inconvenientes neurológicos, insuficiencia renal y cardíaca, todas y cada una de estas patologías son usuales en los ancianos y afectan su capacidad para lograr una sexualidad saludable.

Al pensar en la vida sexual de los ancianos somos bastante desconocedores, aún cuando ese es el camino asegurado para todos nosotros. No obstante, es importante conocer que no hay un límite cronológico desde el cual la sexualidad de un hombre o bien mujer al envejecer deba desaparecer. La disfuncion erectil en adultos mayores son problemas reales y afectan a cada hombre en el mundo en algún instante de su vida, hay que buscar la manera de encararlos de la mejor forma posible y a tiempo, de forma tal que puedan gozar de una sexualidad saludable.

Leave a Reply